Tuesday, September 15, 2009

Baños de pureza... y micobacterias

Thanks to Kim Ross from Pace's Lab for pointing this paper out.

ResearchBlogging.orgFeazel LM, Baumgartner LK, Peterson KL, Frank DN, Harris JK, & Pace NR (2009). Opportunistic pathogens enriched in showerhead biofilms. Proceedings of the National Academy of Sciences of the United States of America, 106 (38), 16393-9 PMID: 19805310

"Cantando en el baño, me acuerdo mucho de tí..." decía Tintán.

Y desde ahora también de Mycobacterium avium (link en español), un grupo de bacterias pertenecientes al grupo de las Actinobacteria. Éstos están caracterizados por tener una compleja pared celular repleta de ácidos micólicos conocida como ácido-resistente [totalmente diferente de las Gram(+) y Gram(-)]. Ésta gruesa pero flexible pared disminuye el tráfico de compuestos entre la célula y su entorno, aumentando la capacidad de retención de agua dentro de la célula y evitando la incorporación de compuestos tóxicos, como por ejemplo antibióticos y antibacteriales, lo que hace de éste organismo una bacteria sumamente resistente.

Pared celular de las mycobacteria

M. avium es lo que se conoce como un patógeno oportunista, es decir que puede infectar humanitos pero sólo cuando éstos se encuentran inmunodeprimidos (con fibrosis cística, VIH, y según algunos doctores, !con depresión!). Tan excéntrico es éste personaje que disfruta de infectar las células fagocíticas (que se comen agentes externos), dejándose "comer" por el fagocito y sobreviviendo con agrado dentro de las vesículas formadas en el interior del fagocito, a pesar del coctél de enzimas vertidas en la misma vesícula con la intención de deshacer al agente infeccioso.

Colonias de Mycobacterium avium

El chiste de ésta entrada es que recientemente anda dando vueltas por toda la media la siguiente noticia: el grupo del Dr. Norman Pace , de la Universidad de Colorado, Boulder, USA (quien también fundó la microbiología ambiental), publicó recientemente en PNAS un artículo en donde reporta un análisis de la diversidad microbiana encontrada en las cabezas de las regaderas de Denver y NewYork, y resulta que el grupo de M. avium y sus parientes es uno de los mejores representados. El problema con M. avium es que generalmente se transmite por aerosoles (es decir, gotitas microscópicas de baba que salen expulsadas al estornudar o toser) que son fácilmente inhalados. Y pues resulta también que la mayoría de las regaderas producen aerosoles al atomizar el agua.

¡Pero que no cunda el pánico!: antes de correr y bañarse con tapabocas o lavar con geles "antiinfluenza" el interior de las regaderas... hay una serie de FAQ's que el laboratorio del Dr. Pace publica en su página, y en resumen dice que no hay que paniquarse, que esto sólo representa un peligro moderado para personas inmunodeprimidas y que simplemente basta con cambiar un par de veces al año la cabecera de la regadera (ojo: las mycobacteriae son generalmente resistentes a los lavados con cloro)... y en caso de que sean súper paranoicos pues tratar de substituír los componentes de plástico por componentes de metal (si claro... unos empaques de hierro son la onda).

En fin... es bonito saber que no sabemos nada y que no tenemos nada sanitizado a pesar de la necesidad de control de ciertas personas que hablan inglés y dominan al mundo.

regadera: dícese de la ducha... para los que no hablan mexica...

y les dejo un video de la noticia en gringolandia:
http://cbs2chicago.com/video/?id=62649@wbbm.dayport.com

2 Comments:

LabJournal said...

Tambien puedes hervirla no? jajaja!

Daemios said...

Sí, y bañarse a jicarazos, así no hay problemas de biofilms en los "showerheads"!!!